Ribeira Sacra, Paraíso Natural

Mar 27, 2020Actualidad, Artículos, Denominaciones, Galicia, Ribeira Sacra0 Comentarios

No sería justo hablar de Enoturismo sin empezar por la tierra de uno. Por ese motivo, hoy le ha tocado el turno a Ribeira Sacra (Lugo y Ourense).

D.O RIBEIRA SACRA. APUESTA POR EL DESARROLLO SOSTENIBLE

Ribeira Sacra el paraiso del vino

No se puede hablar de los vinos de la Ribeira Sacra como un ente independiente pues se trata de la pureza del terruño y de la conversación de la tierra, la naturaleza, el hombre y la vid. Hablamos de uno de los paisajes vitivinícolas más importantes del mundo, ¡como! ¿Qué ya conoces el Douro, el Rin o el Mosela y no te has acercado por la Ribeira Sacra?. Es bien cierto el dicho “es mejor lo de mi vecina que lo de mi mujer”. Vuelvas las veces que vuelvas siempre descubres algo más, se te llena el alma de aromas y sabores de vino y de sus gentes castigadas por el trabajo. Aprenderás a interpretar la piedra, los escarpados bancales, el agua, los colores y los sutiles mensajes de los cipreses. Que inteligentes los monjes cuando se refugiaron en estas tierras con unas condiciones ambientales privilegiadas para la vid.

Hablamos de un entorno que aglutina naturaleza, historia, cultura y en breves Patrimonio Natural de la Humanidad. En esta zona se huye de la globalización y se apuesta por un desenvolvimiento sostenible practicando una viticultura” heroica”, donde los más afortunados han podido instalar raíles para subir las cajas con las uvas de la vendimia y algunos otros aún tienen que acceder a sus viñedos en barca desde los cañones del Sil.

Del secreto de la tierra al secreto de las bodegas, viticultores que orquestan e imaginan el gran producto que este terruño puede ofrecer, el vino. Parcelas únicas y complementarias, jardines donde se practican incesantes trabajos manuales y donde se consagran tiempo, pasión y disciplina. Del trabajo de la tierra a la elaboración, silencios y trabajo que no cesa hasta que se le pone una etiqueta.

Y hablando de etiquetas. …..en la contraetiqueta podéis encontrar la palabra SÚMMUM indicativo de tintos elaborados con un mínimo de 85% variedades preferentes donde un mínimo del 60 % será mencía. En el caso de blancos variedades preferentes: loureira, treixadura, godello, dona branca, albariño y torrontés.. Todo ello avalado por un análisis organoléptico y químico.

Este paisaje de la Ribeira Sacra se interpreta dentro de la botella en forma de vino y detrás de esta sublime interpretación del paisaje podemos imaginar alguna lágrima en las caras castigadas y manos agrietadas que le ponen aroma y sabor a sus recuerdos y a sus vidas en esta “Ribeira”.

Sus vinos ofrecen variedad y singularidad. Sorprende la madurez de sus blancos con ese puntito de acidez y frescura que le dan chispa. Los tintos juveniles son frutales, vivos, con cierto complemento de frescura, sutileza aromática y nerviosidad. Los tintos de otras añadas muestran una larga personalidad y como sé que os sabe a poco me descorcho una botella para compartir y transmitiros unas notas de lo que tendréis que ir a disfrutar a la Ribeira Sacra.

Si bien me he centrado el paisaje vitivinícola no se puede dejar de mencionar su Centro de Interpretación del Vino, sus Casas de Turismo Rural, sus paseos en catamarán, sus rutas de senderismo, la colección de arte románico te pierdas donde te pierdas y como no a Elias ,en su restaurada Casa Rectoral hoy convertida a centro de recuperación de la cerámica propia y característica de la zona , la cerámica de Gundivós. Esto merece cuando menos unos capítulos aparte. Estamos abriendo boca.

Catas y enoturismo

A vuestra salud !!

Entradas Recientes :

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *